Ojos Kawaii

 

Cuando Yuko Shimizu recibió la encomienda de diseñar a Kitty White no tenía la claridad de lo que estaba comenzando en 1974.

 

Japón estaba a punto de entrar en una etapa nueva en la que la seriedad de los adultos, considerada necesaria para incrementar la productividad del país, dejaba de ser tan importante para la gente que comenzaba a relajarse después de años de trabajo y recuperación.

 

Hello Kitty es una gatita blanca sin expresión, diseñada en 1974 para la compañía Sanrio que en esa época descubrió que sus productos se vendían mejor cuando tenían diseños bonitos y tiernos. Por esta razón el fundador Shintaro Tsuji decidió  contratar diseñadores para agregarle detalles a sus productos.

 

Hello Kitty se convirtió en un fenómeno mundial unos años después siendo la punta de lanza en el movimiento Kawaii en Japón y posteriormente en otras partes del mundo.

 

“Kawaii” es una palabra japonesa que se utiliza para personajes y cosas consideradas tiernas. Lo verdaderamente tierno como bebés y animales recién nacidos es lo que originalmente era mencionado como “Kawaii”, ya en la época de los 80 era utilizada para cualquier cosa que en una conversación chicas de preparatoria, y posteriormente se fue haciendo popular entre las personas adultas de ambos sexos.

 

La sociedad japonesa estaba cambiando y necesitaba relajarse por lo que comenzó a tomar posturas más infantiles y cariñosas. Esto ha llegado a ser tan popular que incluso se utilizan personajes tipo Kawaii en información que comúnmente serían serias como publicidad de gobierno o de transporte.

 

Los diseños kawaii tienen varias de las características que les dan ternura, como ojos grandes y expresivos, cabezas grandes y cuerpos pequeños.

 

La ternura es una emoción considerada indispensable para llevar una relación cercana.  El Psicólogo Paul Ekman considera a la expresión de ternura como algo indispensable en una relación amorosa, considerando que esta es una muestra  de afecto en las parejas sólidas.

 

Una de las características de Hello Kitty más conocidas es su falta de boca, lo que fue explicado por su creadora hace algunos años al explicar que Kitty de esa forma refleja las emociones de la persona que la ve, si está contento, Kitty lo está y si esta triste Kitty también.

 

La necesidad de expresiones de ternura en la vida cotidiana y especialmente en las relaciones es algo que construye y fortalece la cercanía entre las personas. Tal vez después de desarrollar una cultura de esfuerzo y disciplina por años, para los japoneses era importante encontrar una forma de ver la vida más relajada y conectar con las personas.

 

Las parejas normalmente tienen distintas formas de construir su relación pero la posibilidad de agregarle ternura y otras expresiones de cariño a cualquier relación fortalece los lazos entre las personas.

 

Los ojos kawaii reflejan lo que las personas sienten al proyectar sus emociones además de conectarnos con la parte de nosotros que busca la ternura en la vida.

 

Para los japoneses y para el resto del mundo la conexión entre las personas es de los grandes vínculos necesarios para construir una sociedad con empatía y generosidad, por lo que es importante tener en cuenta una pequeña dosis de ternura en nuestro día a día.

 

No dejemos que la vida cotidiana llena de responsabilidades nos aleje de la parte de nosotros que busca la alegría y la ternura en cada relación. La interacción entre las personas siempre será mejor si tenemos la actitud adecuada y nos miramos a los ojos, reflejando y compartiendo nuestras emociones, la gran herramienta que tenemos para convivir y crecer como sociedad.

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *