Factoide Climático

La palabra factoide, fue utilizada por primera vez por el escritor Norman Mailer en 1973, al trabajar en la biografía de Marilyn Monroe.

“Norman definió que un factoide es algo parecido a un hecho, algo cercano a la verdad sin serlo realmente. En el mejor de los casos un factoide puede volverse realidad una vez que fue publicado.

“Un ejemplo de factoide es el que dice que la muralla china es la única estructura hecha por el hombre observable desde el espacio, cuando en realidad no es cierto.

“En la década de los noventa la palabra se utilizó en la cadena de noticias CNN para hablar de ciertos hechos reales interesantes pero que no eran relevantes, como mencionar que en el Amazonas hay tantas hormigas, que si pesáramos todas, su peso sería el mismo que el de todos los demás animales y árboles de la selva juntos.

“De un factoide se puede crear una leyenda urbana, que va pasando de boca en boca y de generación en generación.

“Algo que nos han hecho creer que es un factoide, y que por lo mismo podríamos dudar de si es real o no, es el cambio climático.

“Políticos con intereses particulares han tomado la iniciativa de voltear hacia otro lado cuando se habla de calentamiento global, deforestación o incremento del nivel del mar.

v”Al salir Estados Unidos del acuerdo de París, a través de la iniciativa del presidente Trump, se puso en riesgo a toda la humanidad y al bienestar del planeta entero. Estados Unidos es el principal generador de dióxido de carbono a nivel mundial, y por esa simple razón podría ser el parteaguas del cambio para mejorar o para empeorar.

“El problema comenzó cuando el cambio climático fue politizado. Si bien los gobiernos pueden hacer cambios sustanciales en el tema, al considerarlo una bandera de derecha o de izquierda, las acciones se vuelven fines y no medios.

El primero en hablar de cambio climático en una campaña fue George Bush padre en 1988 cuando aspiraba ser presidente de su país.

Esta postura del gobierno alertó a las compañías petroleras para involucrarse más en los procesos políticos y apoyar más en las campañas y a los candidatos.

Curiosamente los Bush cambiaron de postura respecto a los combustibles fósiles y su relación con el cambio climático.

Lo increíble es que la compañía Exxon fue la que descubrió el efecto del uso de combustible fósil en el medio ambiente en 1982, y en lugar de tomar la iniciativa en medios alternativos de energía, decidió promover la duda sobre los hechos científicos que habían descubierto, manteniendo su status quo y el de todo el sector petrolero. Así la verdad se volvió un factoide climático.

Al Gore y recientemente Leonardo di Caprio han aprovechado su popularidad mostrando al mundo “una verdad inconveniente” de Al Gore , y “antes que sea tarde” de di Caprio.

Todo esfuerzo es valioso y toda verdad debe ser compartida. Stephen Hawking antes de morir hizo una declaración relacionada con el tema que nos hace reflexionar acerca de nuestras opciones. Mencionó que la humanidad se extinguirá en menos de 500 años, a menos que salvemos el planeta, o que aprendamos a viajar al espacio lo antes posible.

La plataforma intergubernamental de la biodiversidad y ecosistemas, conocida como IPEBES, es una organización soportada por las Naciones Unidas, que se dedica cada año a publicar resultados de sus investigaciones. Actualmente esta organización involucra a 132 países -incluido México- y nos permite tomar acciones con información confiable.

Su último reporte, emitido este año, nos presenta un panorama preocupante ya que las acciones – o la falta de ellas- que han motivado el cambio climático a una velocidad acelerada ponen en riesgo de extinción a un millón de especies en el corto plazo.

Corales, anfibios, mamíferos marinos e insectos son los más afectados, pero también mamíferos terrestres relacionados con nuestra supervivencia están en la lista.

El llamado de esta organización es claro y contundente, la naturaleza está perdiendo fuerza, y es nuestro principal aliado contra el cambio climático. Aún la podemos salvar si actuamos en todos los niveles desde lo individual hasta los gobiernos en cada país.

Tan solo la pérdida de las abejas podría impactar enormemente nuestro estilo de vida, desapareciendo alimentos que seguramente vamos a extrañar.

Hay quien menciona que el cambio climático no existe,  habría que considerar en qué tipo de información se basan las personas o instituciones que siguen cuestionando si es una realidad el cambio en el clima, y sobre todo si es una cuestión derivada del estilo de vida de nuestra sociedad.

Hay muchas cosas que podemos hacer para no contribuir en este deterioro natural, y al mismo tiempo ayudarnos a soportar estos climas extremos que estamos comenzando a tener en este verano.

Para quitarnos el calor, la opción más lógica es el aire acondicionado.

Si es  posible que puedas instalar un equipo de estos en tu casa, hay que considerar la enorme cantidad de energía eléctrica que consumen, impactando en el bolsillo, pero principalmente al consumo eléctrico.

Una opción más amigable con el medio ambiente sería instalar paneles solares para que la energía eléctrica de tu casa -incluido el aire acondicionado- provenga de fuentes naturales. Esta opción sigue siendo costosa.

Existen otras alternativas que vale la pena considerar para evitar el calor. Una solución que puede disminuir el calor en un 30% es pintar el techo de la casa de blanco.

Otra es poner toldos en las ventanas, pudiendo reducir hasta en un 70% la temperatura de tu casa.

Una opción que complementa las otras es poner una bandeja de hielo, debajo de cualquier ventilador tradicional, así el aire que circule será más fresco.

No cabe duda que hace mucho calor. La verdad es que el clima no va a mejorar si no hacemos algo al respecto.

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *