Blog de Educación, Innovación y Tecnología
Blog de Educación, Innovación y Tecnología

Esto también pasará

Otto no hubiera imaginado jamás el valor de su regalo, era bonito por supuesto, pero sobre todo era un motivo de inspiración. Quería que su hija de 13 años conectara con sus sueños y los reflejara en su diario. Otto Frank era un soñador por sí mismo, empresario pero sobretodo sobreviviente. Ya habían pasado 8 años desde que había decidido que Alemania no era el mundo y que lo más importante era su familia, así que se mudó a Holanda donde estaría a salvo de este régimen que sembraba odio y buscaba dividir a la sociedad, aprovechando el hartazgo de algunos y la intolerancia de otros. Los nazis no dañarían a su familia.
El diario de color rojo a cuadros, era del tamaño perfecto para una niña, pequeño para poder sostenerlo en sus manos y con suficientes páginas para albergar al amigo imaginario que Ana, la hija de Otto, había creado para platicar y compartir, Kitty. Inmediatamente Ana comenzó a conversar con Kitty, escribiendo los pensamientos de trágicamente se preservarían por siempre.
Un breve tiempo después, en 1940, los nazis probarían que Otto estaba equivocado, invadiendo Holanda, poniendo a su familia en riesgo. No podía huir, pues habían cerrado fronteras para todo aquel que fuera judío, así que Otto decidió esconderse. El plan era perfecto, construyó un anexo en la parte de atrás de su negocio donde podía permanecer con sus dos hijas y su esposa por bastante tiempo, esperando a que esta locura concluyera y pudieran recuperar su vida nuevamente. Muy pocas personas sabían del anexo secreto, entre ellas Miep Gies, amiga de la familia Frank. Años después Ella pondría en manos de Otto el diario de su hija Ana, el único legado de una niña fuerte y llena de esperanza que mantuvo la cordura al escribir durante 2 años, escondida, sabiendo que tal vez no saldría viva de esta situación.
Por décadas ha sido un misterio como la Gestapo encontró el escondite de Otto Frank, siendo la única posibilidad lógica, la traición de alguien cercano, y hasta hace poco tiempo la posibilidad de descubrir al responsable, parecía imposible.
Vince Pankoke es un ex-agente del FBI decidido a descubrir que sucedió en este particular capítulo de uno de los episodios más crueles de la historia de la Humanidad. A través de la tecnología y herramientas de criminalística ha descubierto pistas nuevas en el caso de la familia Frank. Pankoke cree que este nuevo acercamiento a la historia puede ayudar a entender mejor los sucesos del pasado y sobre todo identificar los detalles relevantes de algún hecho histórico. El equipo de investigadores de Pankoke esta trabajando de la mano con una empresa holandesa llamada Xomnia, la cual se dedica a realizar análisis de ‘Big Data’ mediante inteligencia artificial, en este caso al servicio de la historia. Esperan publicar un libro con los resultados del caso de la Familia Frank en 2019 al cumplirse el 75 aniversario de su captura. Otro esfuerzo para profundizar en la historia utilizando la inteligencia artificial para el análisis de grandes datos, es el realizado en la Universidad de Bristol en Reino Unido, donde el Profesor Nello Cristianini y la compañía Findmypast, alimentaron con más de 100 periódicos regionales y libros de los últimos 150 años a un sistema de inteligencia artificial, descubriendo datos muy interesantes, como el momento preciso en que el vapor dejó de ser importante y fue sustituido por la electricidad en el año 1898, o como en 1909 el cricket fue desplazado por el futbol como el deporte más popular de Inglaterra.
Ana Frank fue capturada junto con otras 7 personas el 4 de Agosto de 1944, y enviada a Auschwitz donde murió enferma junto con su hermana a los 15 años de edad. Su padre, el único sobreviviente, buscó por mucho tiempo al traidor que los condenó, sin éxito.
Tal vez el Agente Pankoke y la inteligencia artificial traigan luz a lo que sucedió y quizá algo de Paz.
A menos de un mes de ser descubierta, Ana escribió:
“Siento el sufrimiento de millones, y aun así al mirar al cielo, de algún modo siento que todo cambiará para mejorar, que esta crueldad también pasará, y la paz y la tranquilidad regresarán otra vez.”
El que no conoce la historia está condenado a repetirla, y observar el pasado a través de la tecnología permitiría ver a detalle la dinámica humana y aprender de sus errores.
Te invito a que aprendas del pasado y sin importar que te preocupe el día de hoy, tomes dos minutos y con esperanza sonrías al futuro, diciéndote “ Esto también pasará”.

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Esto también pasará”