El sueño de ‘Pepe’

‘Pepe’ tenía el mismo sueño de miles de niños en el mundo, quería ser futbolista profesional. Todas las tardes, después de la escuela el niño de 8 años tomaba su gastada pelota y salía afuera a practicar sus tiros. A veces sólo, a veces con amigos, practicaba algunas de las tiradas que veía en los partidos de sus equipos favoritos. Para él, el mejor equipo de todo el mundo era el Barcelona, y su ejemplo a seguir, Messi. Esta determinado a jugar profesionalmente, y hará todo lo necesario para alcanzar su sueño. No ve algún impedimento para lograrlo, y sólo tiene que entrenar al máximo. Nada ni nadie lo detendrá.

Pronto, tal vez en algunos años, ‘Pepe’ comenzará a pensar diferente. La vida le enseñara que no siempre se alcanza lo que se propone, y que hay trabajos ‘mejores’ que otros. Entenderá que el dinero es importante y que ganarlo para vivir y alcanzar sus sueños es importante. Por eso hay que estudiar, y hay que esforzarse mucho para ser exitoso. Con la mejor de las intenciones, sus familiares le dirán a ‘Pepe’ que ser futbolista no es un oficio de verdad, y que mejor piense en otra cosa; en el mejor de los casos le dirán que primero estudie una carrera y después luche por su sueño. Es muy posible que ‘Pepe’, concluya que ser doctor es lo que quiere en la vida, y aunque con su bata blanca nunca sienta la inigualable pasión que siente cuando se pone su camiseta blaugrana, se convencerá que su vida debe ser así, y ‘Pepe’ será lo más feliz que pueda. Por lo menos durante los partidos.

Este ha sido el camino de muchos, y muy pocos han alcanzado el sueño de sus vidas. ¿Cuáles son las razones que impiden que nuestra pasión sólo pueda ser canalizada a través de los gritos de entusiasmo al momento de gritar un gol?; seguro hay muchas, pero una muy importante es la de creer que nuestros sueños son posibles. En algún momento de nuestra vida hay algo que nos convence que esos sueños de la niñez no son viables. Astronauta, bailarina, pintor, futbolista, cantante o gimnasta; son soólo algunos de los sueños frustrados de miles de personas que terminan como abogados, contadores o arquitectos. No digo que esté mal buscar una profesión que tenga posibilidades de éxito económico, también es importante y necesario; la propuesta es no dejar que nuestros sueños sean limitados, y cada vez es más viable combinar las dos cosas.

La educación en línea es una posibilidad que permite organizar los estudios de tal manera que los sueños no se asfixien por los obstáculos tradicionales de la vida.

Las nuevas tendencias en educación permitirán a las actuales generaciones de jóvenes, ‘millennials’ y ‘centennials’, formarse en las competencias que requieren para desarrollar su proyecto de vida; y sus sueños por más particulares que sean, podrán respaldarse con un proceso de educación formal, flexible y dinámico; que los ayude a cumplir sus sueños y de la mejor manera posible. Las nano-competencias permiten aprender en pequeños bocados, ya que sólo requieren de algunos minutos para aprender algo interesante y útil, sin necesidad de utilizar muchas horas en un aula aprendiendo cosas que dudamos en utilizar algún día. El reto para los que nos dedicamos a la educación es brindar la mejor formación posible en la presentación más adecuada para el estilo de vida de la sociedad actual y futura. Pronto podremos ver profesiones que ni siquiera existen en este momento, derivadas de la cuarta Revolución Industrial y aprender cosas nuevas será indispensable, por eso debemos pensar en nuevas formas de construir conocimiento.

Si transformamos la educación tradicional, utilizando la tecnología para un mejor aprendizaje, tal vez ‘Pepe’ y otros soñadores tengan una oportunidad y conviertan su sueño en realidad.

Gracias por compartir estos dos minutos conmigo, y espero que entre gol y gol, recuerdes tus sueños y te des cuenta que aún no es tarde.

Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *